Colegio Santa María del Pilar

Todo para todos

"Marianistas…  me surgen sentimientos de alegría y confianza. Es un lugar que invita a mirar hacia delante y avanzar.  Un lugar que, como maestra, me transmite ilusión por la educación.

En todos los momentos de encuentro que vivimos, tanto educativos y pastorales como lúdicos, Marianistas permite que todos nos sintamos acogidos como en una familia, respetando nuestras singularidades y permitiendo desarrollar valores como el respeto y la empatía.

Me siento afortunada al poder acompañar a las familias durante su recorrido por el colegio y vivir lo que nosotros llamamos ESPÍRITU DE LA FAMILIA MARIANISTA."

Rosa Vallespí

Profesora de Educación Infantil

"Marianistas es más que un colegio para quienes hemos crecido aquí y seguimos vinculados a través de nuestros hijos. Es un estilo de vida, un espacio de convivencia con las familias y un referente en valores para todas las generaciones que hemos salido de estas aulas. Compartir el espíritu marianista va más allá de la excelencia educativa. Es una suma de esfuerzos de una comunidad de educadores que aporta a las personas una trayectoria vital sólida para afrontar el futuro con confianza."

Elena García-Lechuz

Madre de alumnas del colegio

"En septiembre del 64 recibí una carta de mi Superior Provincial destinándome al colegio de Zaragoza (Miguel Servet 123). Mi último año como profesor fue el curso 1997 – 1998. Fueron unos años de los que guardaré gratísimos recuerdos mientras viva.

Desde entonces, y anteriormente, he estado en secretaría, lo que me ha permitido conocer, por su nombre, a casi todo el personal del centro, con los que me he unido para formar, con todos los alumnos, una gran FAMILIA. (Cuando voy a infantil me llaman “el abuelito” o Chaminade)"

Prudencio Zuazo, sm

Religioso Marianista

Colabora en la secretaría

Soy parte de la primera promoción de alumnos que va a estar en el colegio desde infantil hasta bachiller, además de ser el pequeño de tres hermanos que también estuvieron en Marianistas. Por ello, en el colegio me siento como en casa; todos somos como una familia enorme. Sé que se involucran en mi formación más allá de lo académico porque nos ayudan a ser adultos responsables y con criterio. Además, estar en este colegio me da oportunidades increíbles

Miguel García

Alumno del colegio desde Infantil

Marianistas deja HUELLA, porque me ha enseñado a crecer y a vivir, a creer en el inmenso potencial de las personas, a educar en valores y poder transmitirlos a nuestros alumnos, a despertar en ellos esas ganas de crecer, a saber mover su corazón, enseñarles caminos, a crear personas de valor, personas con ideales que inspiren mundos de posibilidad, en definitiva a enseñar con el corazón.

Paula Izquierdo

Profesora Educación Infantil

"A mí trabajar en este colegio me da la posibilidad de crecer cada día como persona y como profesional; me da la posibilidad de asombrarme de las capacidades y el potencial que descubro en todos los alumnos y, desde ellas descubrir, que podemos y debemos contribuir a construir un mundo mejor."

Mamen Romeo

Directora de Secundaria y Bachiller