Chamis

Chamis

EL Proyecto Guinomai,
nombre genérico de toda la pastoral para secundaria y bachillerato de los marianistas de España, en nuestro colegio se singulariza en los grupos llamados CHAMIS.guinomai

Surgió guínomai, llegar a ser (también es nacer, ocurrir, originarse), en la lengua del Nuevo Testamento. Estoy convencido de que aquello fue una inspiración del Espíritu Santo. Guínomai resume con su significado lo que son y quieren ser nuestros grupos de fe. Es un verbo muy usado en el Nuevo Testamento y lo encontramos en textos especialmente cargados de sentido para nosotros, marianistas.

Objetivo general

Sabemos que Jesús desea acercarse a los preadolescentes y adolescentes y, con la fuerza de su amor, tomarlos de la mano, sacarlos de toda posible postración, e invitarlos a caminar por las sendas de la vida. Nosotros nos proponemos ayudarles a encontrar en él una fuente de vida plena que, a su edad y en su situación vital, les permita seguir madurando como personas creyentes.

El objetivo de nuestro trabajo es, por lo tanto, posibilitar el encuentro con Jesucristo Vivo. Este encuentro lo experimenta cada persona en su vida, e incluye un doble movimiento. Por un lado la persona se siente amada gratuitamente, objeto de múltiples dones que le hacen ser lo que es. Y por otro, percibe una llamada y un impulso a ir más allá de sí misma por medio de una entrega confiada a ese amor primordial. Este doble movimiento es el que buscamos promover en los chicos y chicas que se integran en este proyecto.

CHAMIS

chamisHan pasado ya 23 años desde que en 1990,con mucha ilusión y similar dosis de incertidumbre,echaron a andar en el colegio Santa María del Pilarde Zaragoza los Grupos Chaminade, verdadero nombre de una novedosa propuesta que sería muy pronto popularmente rebautizada como Chamis. Se trataba de una oferta para chavales de 2.º de BUP, 3.º de BUP y COU que desearan profundizar en la fe desde un estilo abierto y cercano, acompañados por antiguos alumnos que habían decidido dar el paso de convertirse en timoneles de aquel barco a punto de zarpar

Muchos son los cambios que, echando la vista atrás, podemos encontrar en nuestra humilde pero hermosa trayectoria. Aquel estilo más cercano a la catequesis de los primeros tiempos fue evolucionando hacia una dinámica más vivencial; de vernos sólo en las reuniones de los viernes pasamos a proponer, cada vez con mayor fuerza, convivencias y actividades especiales que pudieran convertirse en oportunidades más propicias para el encuentro con el otro y con Jesús; el cambio de siglo nos trajo la ampliación a los seis cursos de la Secundaria y Bachillerato(¡más vida!) y una progresiva sintonía con lo que se empezaba a soñar a nivel provincial; el equipo de monitores fue creciendo en número y en perspectivas... En definitiva, sentimos que hemos avanzado en el camino, en un camino que ha necesitado de cada uno de sus pasos y que, de cualquier forma, siempre ha tenido la misma meta: intentar llevar al corazón de los chavales que Dios ha puesto en nuestras manos Su amor a través de nuestro débil pero ilusionado testimonio.

Muchos son los retos que en los últimos años nos hemos sentido llamados a afrontar para seguir creciendo en nuestra labor educativa. Algunos se han hecho especialmente visibles: el destacado aumento en el número de chavales que optan por incorporarse al grupo; nuestra constitución en asociación juvenil; el esfuerzo realizado en la adquisición de infraestructura para nuestras actividades de verano; la organización (por primera vez en nuestra historia en el año 2005, en Plan) de campamentos en el Pirineo; la asunción íntegra de la organización de la peregrinación a Santiago y el campo de trabajo (misión y comunidad para 2º bachillerato actual), hasta entonces compartida con la Pastoral de Bachillerato del colegio; la ampliación del equipo de monitores; nuestra instalación en una sala propia; el lanzamiento de la página web; la celebración del XV Aniversario del grupo (en la que tuvimos la posibilidad de reencontrarnos con tantos monitores que han contribuido a este presente esperanzador)...

Más de 150 chavales y 30 monitores formamos en la actualidad la pequeña gran familia de Chamis, y tratamos de seguir llenando de Vida (con mayúscula) aquel proyecto que algunos valientes intrépidos comenzaron a soñar hace ya veintitrés años. Fruto de su esfuerzo y del de todos los que se han dejado a lo largo de este tiempo un pedacito de sus vidas en nuestros chavales, hemos podido llegar hasta aquí".

Nosotros sencillamente intentaremos, con nuestros defectos y nuestras limitaciones, seguir fieles a ese "Haced lo que Él os diga" con el que María da sentido a nuestra misión y nos impulsa en cada instante a querer con locura a nuestros chavales, a tratar de transmitirles la Buena Noticia del Amor y a renovar con ellos la confianza en un mañana mejor para este mundo.

 

Contacto

Contacta con nosotros

  • Teléfono: +34 976 258 787

Conecta con nosotros

Estamos en las redes sociales. ¡ Siguenos y escríbenos !.

Correo electrónico

email3

ÁREA REGISTRADA